Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Sin luz y sin agua labora personal del ambulatorio de Ejido (Video en la podredumbre)

Constantes fallas con el servicio eléctrico que impiden la atención de los pacientes, falta de agua potable en la emergencia y laboratorios, un bote de aguas negras que podría colapsar la emergencia, además de otras áreas, son solo algunos de los problemas que denunciaron los trabajadores del Ambulatorio Urbano III, Cesar Augusto Ruiz de Ejido, en el estado Mérida, quienes aseguran trabajar en condiciones “infrahumanas”.

Anteriormente desde, la empresa Cantv ubicada al frente, les facilitaban energía eléctrica a través de un cable, cuando se producía un apagón, puesto que el ambulatorio no dispone de una planta eléctrica operativa y en buenas condiciones. Pero, actualmente, cuando se suscitan los “racionamientos”, deben dejar de atender pacientes, porque no cuentan con iluminación de ningún tipo.

Durante el recorrido hecho por Caraota Digital se registraron varios apagones en menos de una hora, de acuerdo a Carlos Volcanes, coordinador del Ambulatorio Urbano III de Ejido, los servicios básicos afectan gravemente al personal y los pacientes. "Aquí el servicio de agua es prácticamente nulo, el servicio de energía eléctrica producto de los racionamientos impide prestar servicio en la emergencia, laboratorio e inclusive entorpece el procedimiento del programa de inmunizaciones porque las vacunas deben permanecer en las neveras y sin servicio eléctrico las neveras no se pueden abrir”, argumentó.

Fotos: Jade Delgado

“Los servicios públicos nos están ocasionando innumerables problemas para un funcionamiento medianamente adecuado y dispensar un servicio de salud medianamente decente”, dijo.

 

Derrame de cloacas podría colapsar la emergencia y el laboratorio

El médico epidemiológico precisó que en el área de emergencia hay un lavabo donde se hacía aseo de las piezas quirúrgicas para el equipo de cirugía menor y se comunica a través de una pared con otro que está en el laboratorio, pero están fuera de servicio, porque las tuberías están colapsadas.

"Se presentaron los de Aguas de Ejido a realizar un diagnóstico y evidenciaron el drenaje de aguas negras a través de las paredes y olores nauseabundos por la acumulación de gases. Sugirieron la pronta reparación”, agregó y dijo que está a la espera del servicio de mantenimiento de Corposalud para solventar la situación.

En consecuencia dijo que trabajan lo más retirado posible del bote de cloacas para evitar el contacto y proporcionar el servicio médico, “debo agradecer al personal de enfermería, personal médico, de laboratorio y camilleros que con mucha vocación y ética se mantienen laborando, pero prácticamente deberíamos tener cerrada la emergencia y el laboratorio hasta solucionar lo de las aguas negras”, aclaró.

 

Bioanalistas laboran entre olores putrefactos y contaminación

 

El área del laboratorio es un sitio encerrado. Cuando los trabajadores llegan a hacer su primer turno lo primero que consiguen al abrir la puerta es un olor putrefacto, debido al bote de aguas negras. Janely Prato es la jefa del servicio, a oscuras enseñó el deteriorado lugar. "Esto es una filtración de aguas negras horrible, se le había colocado un tapón pero la situación empeoró, esto perjudica el ambiente laboral por la contaminación, en estos momentos sin luz, este es el área donde se colorea hematología y no podemos utilizarlo porque hay un tapón que va hacia la emergencia, si se abre se inmunda la emergencia de aguas negras”, dijo.

“Esto es crítico, esto nos va a llevar a un cierre del servicio por la falta de mantenimiento, las tuberías colapsaron, cuando no hay luz no podemos trabajar ni podemos recibir pacientes, esto ocurre continuamente, en las noches es horrible y el personal se ha quejado, están aquí en penumbra sin poder trabajar”, afirmó.

 

La sala de emergencia no escapa de la tragedia

 

Luis Quintero es médico del centro de salud, indicó que trabajan con las uñas porque carecen de insumos médicos para los pacientes. "Hacemos el mayor de los esfuerzos, continuamos aquí por la vocación”, agregó.  Dijo que los servicios básicos no les permiten dar atención al usuario y que un centro asistencial por lo menos debería contar con suministro de energía eléctrica y agua potable continuamente.

La enfermera Blanca Dugarte, manifestó que los apagones de cada rato y todos los días son insoportables. "Es imposible que un ambulatorio no tenga planta eléctrica porque trabajamos con salud, trabajamos con los teléfono, con velitas porque es la verdad”, indicó.

“Este es otro problema, a esta hora no tenemos agua para trabajar y la necesitamos para todo , es una emergencia, pasamos noches y días sin agua, para hacer las curas, para lavar equipos, para los heridos, a veces debemos cargar agua con unos recipientes que nos dan en Cantv, y en las noches cruzamos la calle y nos exponemos a la delincuencia”, finalizó.

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados