Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Tribunal militar cómplice de las torturas a los detenidos de la Dgcim

Los tribunales militares se han vuelto cómplices de las torturas a los detenidos en la Dirección de Contrainteligencia Militar (Dgcim) al voltear la mirada y no denunciar los casos crueles a los que son sometidos.

"Dos ejemplos relevantes son las jueces militares con el rango de mayores del Ejército Luz Mariela Santafé Acevedo y Claudia Carolina Pérez Benavides de Mogollón. A las que hay que sumar el juez Tercero de Control Militar capitán (GNB) Mickel Angarita Amezquita Pión y los fiscales militares, primeros tenientes Keyla Emilse Ríos Lara e Israel Alfredo Echenique López", informó este domingo la periodista venezolana Sebastiana Barráez en el portal argentino, Infobae.

Durante las detenciones incumplen el Código Orgánico Procesal Penal (Copp), cuyo artículo 127 exige que al imputado le informen sobre los hechos que le imputan,  comunicarse con sus familiares y  abogados. Además de "no ser objeto de técnicas o métodos que alteren su libre voluntad, incluso con su consentimiento".

Al capitán de fragata, Rafael Acosta Arévalo, lo presentaron ante un juez, que a pesar de haberlo enviado a un hospital por su condición debido a las torturas, no pidió que realizaran una investigación pertinente sobre el caso.

Civiles en tribunales militares

Cientos de civiles han sido juzgados en tribunales militares, la juez Claudia Carolina Pérez Benavides de Mogollón ha aceptado los casos. También ha retrasado las audiencias e impedido el acceso de los abogados a los privados de libertad, ejemplo de ello es el caso que tituló el régimen de Nicolás Maduro Operación Armagedón

"En esos meses la juez Pérez de Mogollón casi no despachó. Convocaba a las audiencias a las 8:00 a. m. y llegaba en la tarde; la mayoría comenzaba después de las 3:00 p. m. Nunca les permitió a las defensas el acceso a los expedientes completos", aseveró Barráez.

La juez no ha cumplido las medidas cautelares que tienen los detenidos de la Dgcim por parte de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos.

Verdugo pidiendo clemencia

La mayor del Ejército Luz Mariela Santafé Acevedo fue la juez del Tribunal Militar Sexto de Control del estado Carabobo, decidió a capricho el destino de presos políticos y militares detenidos.

La juez tuvo en sus manos el caso del diputado Gilber Caro, el teniente (Ej) Carlos Alberto Matus Ortiz, el dirigente Carlos Graffe y entre otros.

En octubre 2018 la mujer huyó a Colombia, con sus dos hijos de 8 y 14 años, por el miedo dado que "dar una opinión (en Venezuela) se convierte en un delito, al no existir una autonomía (de poderes)".

En enero 2019 Santafé confesó que decidió abandonar el país porque "no quería seguir avalando decisiones violatorias de los derechos humanos".

La mujer aseguró sentirse arrepentida.

En las Reglas Mandela aprobadas por las Naciones Unidas, se estipula:

 "Todos los reclusos serán tratados con el respeto que merecen su dignidad y valor intrínsecos en cuanto seres humanos. Ningún recluso será sometido a tortura ni a otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes, contra los cuales se habrá de proteger a todos los reclusos, y no podrá invocarse ninguna circunstancia como justificación en contrario". 

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados