Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

La Nasa descubrió el origen de las misteriosas ráfagas de radio que mandan señales a la Tierra

El portal Infobae reseñó que la Nasa ha logrado rastrear el origen de algunas de las más misteriosas señales provenientes del espacio exterior, las FRB o ráfagas rápidas de radio, según indica un estudio publicado en la revista The Astrophysical Journal.

En 20 años de estudio de estos fenómenos espaciales -la primera FRB se detectó en 2001- se han identificados alrededor de 1.000 señales de ráfaga rápida, que adquieren este nombre por la poderosa explosión repentina de energía que puede liberar en milésimas de segundo tanta energía como el Sol en todo un año y desaparecer sin dejar rastro alguno.

La nueva investigación sobre las FRB se basa en observaciones ultravioleta e infrarrojas del telescopio espacial Hubble, el más grande del mundo. Gracias a ella los científicos lograron rastrear la ubicación de cinco de estas breves y potentes explosiones, y determinar que venían de los brazos espirales de cinco galaxias distantes.

“Nuestros resultados son nuevos y emocionantes. Esta es la primera vista de alta resolución de una población de FRB, y Hubble revela que cinco de ellas están localizadas cerca o en los brazos espirales de una galaxia”, explicó la autora principal del estudio Alexandra Mannings.

“La mayoría de las galaxias son masivas, relativamente jóvenes y todavía están formando estrellas. Las imágenes nos permiten tener una mejor idea de las propiedades generales de la galaxia anfitriona”, agregó la científica.

Aunque los científicos todavía no saben con certeza que causa las FRB, estas observaciones los ayudaron a descartar que su origen sea por la muerte de explosiva de estrellas jóvenes y masivas, o por la fusión de estrellas de neutrones.

“No sabemos qué causa las FRB, por lo que es realmente importante usar el contexto cuando lo tenemos”, señaló el investigador Wen-fai Fong.

Descartadas esas hipótesis, estos primeros hallazgos parecen favorecer la teoría de que las FRB se originan a partir de las explosiones de magnetares jóvenes, que son tipos de estrellas de neutrones que poseen poderosos campos magnéticos “bastante impredecibles”. De acuerdo con los investigadores, los procesos magnéticos en las superficies de estas estrella son capaces de emitir señales de radio.

Se necesitarán todavía más observaciones para determinar con precisión cuál es la fuente de estas rápidas señales de radio.

“Este es un campo tan nuevo y emocionante. Encontrar estos eventos focalizados es una pieza importante del rompecabezas, y una pieza única en comparación con lo que se ha hecho antes. Esta es una contribución única del Hubble”, concluyó Fong.

Fuente: Infobae

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados