Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Perdió su piercing y cinco años después lo consiguieron en sus pulmones

Un hombre que acudió al médico con síntomas de una supuesta neumonía, no podía creer lo que encontraron en sus pulmones. Y es que tras aplicarle una radiografía los médicos hallaron un piercing que el paciente había perdido hace cinco años.

El hombre, identificado como Joey Lykins de 35 años, residente de Cincinnati (EE.UU.) tenía una tos persistente que le fue empeorando durante las últimas semanas.

Lykins fue a hacerse un chequeo ya que pensó que sufría de una neumonía, debido al dolor que sentía en su sistema respiratorio.

LEA TAMBIÉN: GASTÓ UN MILLÓN DE DÓLARES PARA PARECERSE A KEN Y DESCUBRIÓ QUE EN REALIDAD QUERÍA SER BARBIE

Pero cual sería la sorpresa del hombre cuando los médicos le dijeron que tenía un anillo metálico en uno de sus pulmones.

Lykins recordó que había perdido el piercing de su nariz en 2017. Tras buscarlo exhaustivamente en su departamento se dio por vencido y compró otro sin imaginar que la pieza sería encontrada tiempo después dentro de su cuerpo.

"El médico dijo que había ganado el 'mejor caso de la noche'", dijo al Kennedy News sobre su terrible experiencia.

“Nunca había oído que esto sucediera antes”, agregó.

DOLOR DE ESPALDA INSOPORTABLE

El hombre decidió ir al médico, tras varias semanas sintiéndose mal, cuando pasó toda una madrugada tosiendo.

"Sentí que algo bloqueaba mis vías respiratorias y creí que estaba enfermo", recordó este amante de los piercings, quien se dedica a la jardinería.

La tos era tan violenta que la espalda comenzó a dolerle intensamente. En ese momento se preocupó realmente, pues llegó a pensar que tenía neumonía.

Ante ello, acudió de inmediato al centro médico más cercano, donde le realizaron una radiografía de los pulmones, según reseñó El Heraldo.

Esto evidencio un anillo metálico en el pulmón izquierdo de Lykins.

NO MÁS PIERCINGS EN LA NARIZ

Lykins se sometió a una broncoscopía para removerle el piercing del pulmón.

Al principio, le introdujeron por la garganta un tubo fino con una cámara hasta llegar a los pulmones y luego le quitaron el anillo que ya estaba envuelto en tejido cicatrizado.

Fue afortunado de que esta joya no perforara uno de sus pulmones aseguró uno de los médicos. Ahora la conserva como un souvenir y decidió no volver a colocarse un piercing en la nariz.

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados