Cambio de horario podría ocasionar problemas de salud

El cambio horario en otoño y primavera supone un importante factor de riesgo para la salud y bienestar según una investigación de los principales cronobiólogos del mundo.

El catedrático de Fisiología de la Universidad de Granada (UGR), Darío Acuña, informó a través de un comunicado de la institución educativa que esta modificación del horario «altera el sistema circadiano que regula y mantiene bajo control las funciones del organismo».

El cambio horario implica una alteración brusca de estos ritmos, ya que en 24 horas se modifica el horario subjetivo de salida y puesta de sol, reseñó Europa Press.

«El sistema circadiano se controla por el fotoperiodo o ritmo de luz/oscuridad, que a su vez regula la producción nocturna de melatonina, que es el verdadero sincronizador endógeno de dichos ritmos», indicó Acuña.

El catedrático precisó que «hay que tener en cuenta que el estado de salud se basa en el mantenimiento de cambios rítmicos de todas las funciones de nuestro organismo, desde el ritmo sueño/vigilia al ritmo de neurotransmisores cerebrales o ritmos hormonales entre otros».

Este cambio brusco provoca, a su vez, un cambio de hora en la producción nocturna de melatonina, dando lugar a un proceso llamado desincronización interna, que impide que el reloj biológico sea incapaz de mantener «el orden» en el organismo». Este tarda unos 3-5 días en volver a funcionar correctamente.

«Ese tiempo es suficiente para que puedan aparecer molestias leves, moderadas, o graves, desde trastornos cognitivos (pérdida de atención o memoria), alteraciones del sueño, problemas cardiovasculares, e incluso favorecer procesos tumorales», señaló el autor de esta investigación. .

Sobre todo en las mujeres, el cambio de hora en primavera conlleva un aumento de un 24 por ciento en eventos cardiovasculares severos, incluyendo infartos de miocardio.

¿Ginebra hecha con estiércol de elefante? La última tendencia en Sudáfrica

Apagón

Se registraron fuertes bajones de luz este #14Nov