Cómo comenzar a hacer ejercicio y no abandonar el proceso: Estos tips te ayudarán

Es muy común querer comenzar a tener un estilo de vida más sano y empezar a entrenar y ejercitar el cuerpo para tener una mejor forma; el problema de muchos es que inician, y al poco tiempo abandonan su rutina por diversos motivos.

La Organización Mundial de la Salud recomienda dedicar al menos 150 minutos a la práctica de actividad física aeróbica, de intensidad moderada, o bien 75 minutos de actividad física aeróbica vigorosa cada semana o bien una combinación equivalente de actividades moderadas y vigorosas.

Es importante saber cómo comenzar la rutina

Antes de comenzar a entrenar o retomar el ejercicio, es necesario tomar en cuenta una serie de precauciones para evitar que el inicio sea una molestia en vez de algo placentero y el cuerpo se adapte progresivamente a la nueva rutina. Con información de As.

El Dr. Juan Antonio Corbalán de la Unidad de Salud Deportiva de Vithas Internacional en Madrid ofrece una serie de recomendaciones para no abandonar la rutina una vez iniciada:

  1. El inicio de la actividad deportiva de aquellas personas que llevan tiempo sin practicar deporte– no debe estar ligada a una imposición, sino que debe ser placentera y permitir a nuestro organismo readaptarse de forma progresiva.
  2. Además de seguir una dieta equilibrada, es fundamental realizar ejercicio al menos tres veces por semana durante 60 minutos, siempre teniendo en cuenta la condición física de cada persona.
  3. Antes de iniciarnos en la práctica deportiva o retomar nuestra actividad tras un parón prolongado es fundamental realizarnos un estudio físico y ponernos en manos de buenos profesionales para que los especialistas puedan asesorarnos en función de nuestras necesidades específicas.
  4. Es fundamental realizar un buen calentamiento para poner a punto el cuerpo para trabajar, aumentar las pulsaciones de forma progresiva y la presión sanguínea.
  5. Es aconsejable que durante las primeras semanas de entrenamiento se siga una rutina de ejercicios preparatorios en la que impliquemos el mayor número posible de grupos musculares con el objetivo de ejercitar nuestro cuerpo y adaptarlo al ejercicio físico.
  6. El entrenamiento debe comenzar de forma suave y controlada, ejecutando los ejercicios con una evolución gradual, sin forzar el organismo.
  7. En el caso de ejercicios aeróbicos –como caminar, trotar, correr, nadar, etc.– debemos iniciarlos de forma lenta e ir aumentando progresivamente la actividad para adaptar la intensidad al nuevo trabajo muscular.
  8. Al terminar todos los ejercicios, es importante realizar estiramientos lentos y suaves durante 10 o 15 minutos para que los músculos se recuperen del esfuerzo. Es importante respetar los tiempos de entrenamiento y el descanso para que el ejercicio no dañe.
  9. Es fundamental seguir una dieta equilibrada que contenga todos los alimentos básicos para aportar a nuestro organismo los nutrientes que necesita.

Una vez finalizado el primer mes ya podemos comenzar a aumentar la intensidad del entrenamiento, en poco tiempo tendremos resultados notables.

Fiebre

ONU reporta el primer caso de fiebre amarilla en Venezuela en 14 años

Guayana

Al menos 40 espacios de Ciudad Guayana destruidos por la revolución chavista (Video indignante)