Cómo hacer de tu casa un gimnasio en cuarentena: te enseñamos cómo

La cuarentena no es excusa para que dejes el ritmo de vida activo que llevas y comiences a caer en los vicios de sedentarismo; si tenemos mancuernas, colchonetas, bandas de resistencia o incluso una bicicleta, podemos comenzar a hacer de nuestro hogar un sitio de entrenamiento.

Es necesario iniciar un plan de entrenamiento; para ello podemos valernos de las herramientas mencionadas anteriormente y organizar una rutina; con tan sólo 30 minutos de entrenamiento diarios podemos mantener nuestro cuerpo activo.

Para iniciar puedes iniciar el calentamiento inicial con saltos de cuerda, 5 minutos son suficientes para entrar en calor, si quieres lograr una buena rutina cardiovascular, puedes probar hacerlo durante 10 minutos, para luego pasar a ejercicios con pesos, en caso de no tenerlo, pesos con tu propio cuerpo, con información de Antena 3:

Burpees

Consiste en empezar desde una posición de sentadilla y lanzarse hacía el suelo, apoyar las dos manos y hacer una flexión de pecho con el troco recto y la cabeza erguida. Tras hacer la flexión, se recogen las piernas hacía el pecho y te impulsas con ellas hacía arriba hasta ponerte de pie. El siguiente paso es hacer un salto vertical. Tras finalizar el movimiento, toca volver a la posición inicial (la sentadilla) y realizar repetidamente todos los movimientos.

Sentadillas

Es importante tener una correcta posición del cuerpo para evitar algún tipo de lesión. Para realizar una sentadilla debemos colocarnos de pie, rectos, con los pies colocados a la altura de los hombros y deberás bajar el trasero como si fueras a sentarte en una silla. Debes mantener la espalda recta, sin echar el cuerpo hacia adelante y bajar todo lo que puedas. Mantener la espalda en una posición adecuada es muy importante para realizar el ejercicio correctamente.

Flexiones

Las más comunes son para trabajar el pecho o el tríceps. Las flexiones de pecho consisten en apoyarse en el suelo con las manos a la altura de los hombros y semi-flexionar los brazos hasta casi tocar el suelo con el pecho mientras mantenemos el tronco y la cabeza erguidas. Si colocamos las manos muy cerradas, que casi se toquen, estaremos haciendo flexiones de tríceps.

Abdominales

Sin mucho que explicar acá, hay infinidad de abdominales para realizar, lo ideal es variar para no caer en la monotonía y aburrirnos, para ello puedes empezar con los más básicos e ir mejorando progresivamente; es recomendable trabajarlos al inicio para que te quede energía de sobra para realizar el resto de tu rutina.

Combustible para unos pocos en Carabobo: establecidas prioridades para surtir

Youtube advirtió que podrá eliminar contenido relacionado al coronavirus