¿Cuáles son los tuyos? Los propósitos de año nuevo más comunes y como lograrlos

Con el inicio del año nuevo son muchos los propósitos que nos proponemos, entre los que destacan ir al gimnasio, ponerse a dieta, aprender otro idioma, cambiar de trabajo o de ciudad.

Esto, según la psicóloga y directora técnica de Clínicas Origen, Pilar Conde, quien indicó que estos objetivos se pueden lograr incorporando el apoyo psicológico a los cuidados periódicos preventivos de salud.

"La Navidad suele ser una época simbólica de transformación. Comienza un año, termina otro. Así pues, las consultas psicológicas son habituales. En enero la búsqueda se basa en procesos que ayuden a cumplir los famosos propósitos de año nuevo", aseguró la psicóloga Pilar Conde, informó Europa Press.

A todo ello se suma la frustración añadida de no poder afrontar las fiestas navideñas como a uno le gustaría, organizar celebraciones, comprar más regalos, así como la frustración derivada de lo que los objetivos no alcanzados en el año que ya termina.

Conquistar el bienestar emocional

Para la experta, el bienestar emocional se puede lograr, mediante el cuidado de la propia salud mental o lo que es lo mismo, incorporando el apoyo psicológicas a los cuidados periódicos preventivos de salud.

"Un proceso terapéutico o de mejora, lo que coloquialmente se denomina 'ir al psicólogo', supone el aprendizaje de herramientas psicológicas que te sirven para saber cómo gestionar tus emociones, para mantener o dirigir la motivación hacia aquello que deseas, para convertirte en tu mejor aliado y dejar de boicotearte con pensamientos internos que no te llegan a ayudar en tu día a día", explicó.

"Al igual que acudimos a los dentistas a revisiones, al fisioterapeuta o al gimnasio, con el fin de mantener nuestro físico, es adecuado que empecemos a que trabajar con el concepto integrado de que la salud también está en nuestro bienestar psicológico y que son los profesionales de la psicología los que no pueden ayudar", agregó

Para la experta, ir al psicólogo ayuda al crecimiento personal y en las propias relaciones sociales y de pareja, ya que permite conocerse a uno mismo de manera más consciente y así optimizar las propias capacidades y emociones.

Además, permite mantener a raya la ansiedad, el síntoma que avisa de que se debe afrontar de manera distinta una situación adversa y de que hay que pedir ayuda.

"En definitiva, debemos ir al psicólogo no sólo porque tengamos problemas sino también como herramienta para fomentar nuestro bienestar emocional. Este podría ser el primero de nuestros propósitos de año nuevo", ha concluido la experta.

Toro Hardy explica por qué la escasez de gasolina llegó a Caracas y es «imposible de ocultar»

¡Escándalo! Beto Ramírez: una amenaza vestida de frac y "pasaporte" diplomático venezolano