¿Gas o carbón? La ciencia explica cuál es la mejor opción para hacer parrilla

La ciencia afirma que es mejor cocinar la parrilla, ya sea carne, pescado o verduras, a gas que con carbón. La explicación científica es que el carbón agarra mucha más temperatura e irradia posiblemente mejor el calor, pero las parrillas con el funcionamiento a gas usan una superficie específica para crear esa radiación y estar a la altura del carbón, ya sea con placas de cerámica, barras o rocas.

Estas superficies se calientan con el gas generando ese calor radiante que el carbón provoca naturalmente.

¿Qué pasa con los alimentos?

Con el respecto al sabor de los alimentos, de acuerdo con la revista Modernist Cuisine aclaran que el carbón no aporta ni quita ningún sabor extra a los alimentos.

El sabor que le da un toque diferenciador a la comida a la parrilla tiene su origen en la grasa, no en el combustible que se use a la hora de cocinar. Los aceites y aromas que producen las brasas en el alimento son lo que les da ese sabor tan agradable.

Nathan Myhrvold, el creador de  Intellectual Ventures y chef ganador del campeonato mundial de barbacoa, se toma muy en serio este asunto y lo único que le preocupa es si el carbón vegetal es necesario.

Un dato curioso que tienen las parrillas de gas es que son más rápidas, limpias a nivel medioambiental y su precio no es de alto costo.

Cortesía: Men'sHealth