Día mundial del veganismo, pros y contras de pasarse a esta dieta (Video)

Vegana

Cada primero de noviembre se celebra el día mundial del veganismo, instaurado por la presidenta de la Sociedad Vegana, Louise Wallis en 1994.

Se estableció esa fecha para diferenciarla de aquellas personas que no comen carne (vegetarianos), de aquellos que no consumen ningún producto de origen animal (Veganismo).

Entre los diferentes motivos para dejar de consumir carne y sus derivados, la más popular es la preocupación por el bienestar de los seres vivos y del medio ambiente.

Investigaciones revelan que es recomendable para la salud, si está bien planificada, ya que hacerlo de manera desorganizada puede causar daños severos al organismo.

Primeras semanas

Lo más notable en las primeras semanas tras el cese de consumo de carne, es el elevado incremento de energía en el cuerpo. Esto se produce al empezar a consumir frutas, verduras y nueces; alimentos que aumentan los niveles de minerales, fibra y vitaminas.

Con el paso de algunas semanas la función intestinal puede tener un cambio positivo o negativo, el último caso puede deberse al síndrome del intestino irritable.

Esto se produce con el consumo de alimentos ricos en fibras y carbohidratos que al fermentarse, ocasiona que el intestino se hinche por las flatulencias.

Después de seis meses

Luego de seis meses, algunas personas al consumir frutas y verduras, notarán una reducción en la aparición del acné. Esto significa que el cuerpo puede estar agotando sus reservas de vitamina D, que se obtienen de la carne, el pescado y los lácteos.

Esta vitamina es esencial para  mantener dientes, huesos y los músculos; su ausencia se relaciona con las enfermedades cardíacas, migrañas, depresión e incluso el cáncer.

La vitamina D en el cuerpo puede durar hasta dos meses, ya que la misma se obtiene por medio de la luz solar. Así que si te haces vegano durante los meses de invierno, mejor piénsalo otra vez.

Con la reducción de nutrientes como el zinc y calcio, nuestros cuerpos morarán al absorberlos del intestino. Sin embargo, es recomendable consumir suplementos para evitar la falta de ellos, así como alimentos fortificados.

Varios años después

Aún no hemos terminado con las deficiencias, nuestros organismos luego de un año empezarán a agotar sus reservas de vitamina B12. Este nutriente es vital para la sangre y las células nerviosas.

Entre los síntomas por su ausencia están: dificultad para respirar, agotamiento, mala memoria y hormigueo en manos y pies, reseñó CNN.

La falta de este nutriente anula los beneficios de una dieta vegana para la enfermedades cardíacas y el riesgo de aplopejía, causando daños duraderos en el cerebro y en el sistema nervioso.

Después de los 30 años, nuestro esqueleto deja de adquirir minerales de nuestra dieta, por lo que es importante consumir calcio cuando somos jóvenes. La falta de calcio en el organismo ocasiona que los huesos se debiliten y se fracturen con facilidad.

Foro Penal contabilizó 399 presos políticos en Venezuela

Parque Central: Oscuridad, suciedad y colectivos se apoderaron de sus espacios (video)