Despedida de las pasarelas: Jean Paul Gaultier realiza en París su último desfile

Foto archivo: en Lifestyle

Después de medio siglo marcando con una extravagante creatividad y un espíritu transgresor la marcha de la moda, el diseñador francés Jean Paul Gaultier celebrará este miércoles en París su último desfile de alta costura, sin retirarse del todo.

El otrora "enfant terrible" de la moda, de 67 años, así lo anunció por sorpresa el viernes, en un breve video enviado a la prensa.

"Te voy a dar una primicia, será mi último desfile, tienes que venir, no te puedes perder esto", afirmó Gaultier supuestamente a un amigo al otro lado del teléfono, en la grabación, reseñó la AFP.

"Será una gran fiesta, con muchos de mis amigos y nos vamos a divertir mucho. Acabará muy tarde", vaticina, con una actitud divertida.

El desfile, previsto a las 19H30 GMT en el teatro musical de Châtelet, tendrá lugar en el marco de la Semana de la Moda de la Alta Costura, un selecto club al que Gaultier pertenece desde 2001 junto a otras 15 firmas en el mundo, como Dior y Chanel.

Pero no será el final. Su firma, vendida al grupo español Puig en 2011, "continuará", "con un nuevo proyecto" del que es el "instigador" y que será revelado "próximamente", dijo, enigmático.

Inconformista

Subversivo, libre, Gaultier es uno de los modistos más importantes de todos los tiempos, al haber sacudido los cánones de belleza tradicionales y haber dado cabido a todas las orientaciones sexuales mucho antes que los demás. También se adelantó a la fusión de géneros.

En los años 1980, revolucionó la moda a golpe de geniales creaciones, como el corsé cónico que lució Madonna, la falda para hombre o la camiseta marinera, a la que dio una nueva vida en recuerdo de su abuela, que lo "vestía de azul".

Rodeado de musas como la actriz española Rossy de Palma, Gaultier ha hecho de sus desfiles un mundo aparte: lejos del tradicional formato rígido de la pasarela, lo suyo son espectáculos rebosantes de excentricidad y osadía, más cercanos al cabaret.

"Diseñador inconformista busca modelos atípicas. Rostros deformes no abstenerse", rezaba un anuncio que publicó en la prensa en los años 1980.

Así, invitó a la pasarela a hombres mayores, mujeres con sobrepeso y en 2014 hizo desfilar a la drag queen Conchita Wurst.

También creó el vestuario de películas como La mala educación y Kika, de Pedro Almodóvar, El quinto elemento de Luc Besson, y colaboró con sus coloridos diseños en el Carnaval de Río y en el Día de los Muertos de México.

Muchos lo consideran su referente histórico, como el diseñador español Alejandro Gómez Palomo, cuya marca Palomo Spain triunfa en París desde hace dos años.

¡Todos bellos!

"Jean Paul Gaultier tenía 17 años cuando entró a trabajar conmigo, creía en él y sigo creyendo en él. Es el único al que apoyé", recordó recientemente su mentor Pierre Cardin en una entrevista con la AFP.

En 2018, declaró que "todo el mundo es bello" en su espectáculo autobiográfico "Fashion Freak show" en París. Su éxito le habría dado alas para ir más allá de las Semanas de la Moda, según algunos observadores.

"Hace muchos años que oíamos decir a Gaultier + tengo que tomar una decisión, el momento llegará +. El espectáculo le dio perspectivas de futuro", según el historiador de la moda Olivier Saillard.

"Era muy bonito ver al público reírse, llorar, sentirse en comunión con él. Es más alegre que un desfile de moda que dura 11 minutos, con la gente tomando fotos con sus teléfonos y apenas aplaudiendo", agrega a la AFP.

Para este experto, Gaultier continuará "construyendo las apariencias, pero de otra manera".

Las mascarillas, un negocio al alza en China a causa del nuevo coronavirus

Llovizna dejó sin electricidad más de 70% de Maracaibo la madrugada de este 22Ene