Los funerales virales en las redes sociales, datan desde 2007 en Ghana

Los famosos videos de memes de los bailarines cada vez más grande. Lo que empezó con pequeños vídeos de humor, se transformó en un fenómeno donde ocurre algo aparentemente gracioso que acaba causándole la muerte. Pero justo antes de que suceda la tragedia, el vídeo se corta de raíz y entran los ya enterradores africanos bailando con el ataúd sobre los hombros.

Este montaje, siempre sobre la misma canción (Astronomía, de Vicentone y Tony Igy), recicla las imágenes de varios reportajes sobre un singular grupo de enterradores de nacionalidad ghanesa.

La compañía se llama Nana Otafrija. Se hicieron reconocidos en su país porque, cuando una familia les contrata para el cepelio a un ser querido, se deben vestir de trajes llamativos y se inventan una coreografía para hacer que ese impactante momento sea un menos duro para los allegados.

Todo empezó como una especie de competencia, en el año 2007, cuando Benjamin Aidoo, CEO de la compañía, decidió usar trajes de colores como distintivo para su funeraria, según le relató  a la agencia Associated Press.

Desde entonces, cada vez agregan más variedad de confecciones y estilos: desde smokings de colores hasta, incluso, faldas escocesas. Preparar toda la vestimenta, los zapatos acorde, la música y el baile es un cúmulo de días de preparación. Por lo tanto, sus tarifas oscilan entre los 180 hasta 900 euros (más o menos).

De hecho, el buen ánimo que transmiten es tal que se han convertido en un meme. Durante el desarrollo de este particular emprendimiento, los mismos trabajadores desconocían que se habían vuelto mundialmente famosos.

Portugal

Portugal registró más de 400 decesos por la pandemia del Covid-19

Guanipa: Hacemos lo posible por ayudar a los venezolanos en estado de vulnerabilidad