¡Un ícono reinventado! vuelve el Moto Razr, ahora con pantalla plegable (Gif + Fotos)

Moto Razr

Es oficial, Motorola presentó oficialmente su modelo icónico, con un diseño similar al Moto Razr V3 de 2004, muy popular para ese entonces.

Este nuevo Moto Razr viene con pantalla plegable y flexible OLED de 876 x 2.142 pixeles, además de una pantalla exterior de 600×800 pixeles.

Asimismo, posee una memoria RAM de 4GB en su versión básica, con 64GB de almacenamiento y hasta 6GB en su modelo Pro, con 128 de memoria. También, trae una batería de 2.510 mAh.

Y como si fuera poco, viene con Android 9.0 Pie y posiblemente llegue a ser lanzado con la versión 10 del sistema operativo. Su fecha de lanzamiento será en enero de 2020.

Por los momentos solo vendrá en color negro y con un precio de inicial de 1.499 dólares. La compañía aseguró que tendrá un promedio de vida útil igual a la de un teléfono común.

Ningún otro Moto Razr, es tan original

La empresa de telefonía Motorola realizó la presentación de este modelo, cuyo predecesor fue tan icónico en su época, en un evento en la ciudad de Los Angeles, el pasado 13 de noviembre de 2019.

Los detalles del evento están en la increíble animación, que nos recuerda el modelo de Motorola tipo «concha», el cual puede abrir y cerrarse, reseñó Xataka.

Doble pantalla táctil

La mayor novedad del Moto Razr es sin duda, su pantalla flexible en la que Motorola no compite en ese detalle con los anteriores modelos plegables. Si no más bien quiere ser el mejor a través del diseño de su ícono.

Su pantalla interna se denomina «Flex View», es un panel táctil pOLED de 6,2 pulgadas, con una resolución de alta definición de 2142 x 876 píxeles.

En el exterior el smartphone cuenta con una pantalla llamada «Quick view», táctil gOLED de 600 x 800 píxeles. Sus funciones serían: mostrar las notificaciones; visualizar las fitografías de la cámara principal; entre otras características.

Cronograma de postulaciones al CNE estará listo la próxima semana

Segundo día de paro docente en Anzoátegui se cumplió a pesar de las amenazas