¿Por qué cuesta tanto adelgazar la barriga cuando se hace ejercicio?2 min read

3
barriga
Foto: Referencial

Cuando se comienza una rutina de ejercicios, casi siempre el objetivo principal es adelgazar los "cauchos" de la barriga, la grasa de los brazos y los muslos. Sin embargo, con el pasar de las semanas esto se torna complicado por más ejercicio que se haga en dicha zona.

La creencia popular es que si se ejercita la zona en donde se quiere perder peso, esta comenzará a quemar grasa. Sin embargo, la realidad no es así.

A pesar de que, incluso, diferentes marcas explotan comercialmente esta creencia popular para vender toda clase de productos enfocados en dichas zonas del cuerpo, lo cierto es que solo se trata de una estrategia que se aprovecha de las necesidades de la gente.

La grasa se almacena en el cuerpo en forma de triglicéridos, que se reservan para ser utilizados como fuente de energía cuando ésta sea necesaria. Pero antes de ser quemados, los triglicéridos deben ser despiezados o divididos en otras moléculas más pequeñas, ácidos grasa y glicerol, para que puedan entrar en el torrente sanguíneo, reseñó Vitonica.

Cuando se hace ejercicio, los ácidos grasos y el glicerol que el cuerpo utiliza como fuente de energía no provienen de la grasa cercana a los músculos que se están empleando, sino que pueden proceder de cualquier parte del cuerpo.

Lea también  El absurdo y peligroso nuevo reto viral de TikTok

Le puede interesar: Novios se propusieron reciclar 810.000 botellas para pagar su boda

Varios estudios han demostrado que entrenar focalizándose en la zona en que queremos adelgazar no funciona.

No es que entrenar una zona en especifico no funciona para quemar grasa, sino que, la quema de grasa va a ser equilibrada en todo el cuerpo.

Otro error de los entrenamientos específicos, es que en su mayoría se tratan de ejercicios de fuerza, que funcionan para aumentar la masa muscular, mas no para perder grasa.

Lo mejor que se puede hacer para perder grasa es vigilar bien la alimentación para asegurarte de que se aporta al cuerpo menos calorías de las que quema, provocando así un déficit calórico que es el único método efectivo para perder grasa.

Hacer ejercicio es una buena forma de favorecer ese déficit, pero teniendo en cuenta que no se puede decidir por qué zona del cuerpo empezar a quemar grasas.