Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

¿Por qué maúllan los gatos? Ocho razones que debes saber si tienes uno

El portal Clarín indica que los felinos maúllan para comunicarse, es el sonido que los distingue y su estrategia comunicativa. La aplican fundamentalmente con los seres humanos, porque para “hablar” con sus pares suelen usar otro tipo de comportamiento. Pero existen maullidos y maullidos.

Y nadie mejor que quien convive con un gato para conocer si su miau es el de siempre, o si está manifestando algún síntoma al que prestarle especial atención. Por eso es importante entender por qué maúllan los gatos: 8 razones que debes saber si tienes uno.

¿Por qué maúllan los gatos?

Los felinos tienen dos maneras de comunicación vocal: el ronroneo y el maullido", explica la veterinaria Florencia de los Santos, docente de la escuela de adiestramiento de la facultad de Veterinaria de la UBA.

"Los dos resultan efectivos para transmitirnos sus necesidades, aunque el maullido suele ir acompañado de alguna expresión no vocal, ya sea una mirada, una acción, un bufido para conseguir su objetivo. Además, según sea lo que están buscando, sus “miau” serán bien diferenciados, uno para pedir caricias, otro para despertarnos, para recibir alimento, para salir a pasear. Cada uno tendrá su tonalidad propia, así como una duración determinada”, agrega.

Cada dueño podría hacer su propia lista sobre por qué maúllan los gatos. Pero hay una en particular que suele ser motivo de consulta a los veterinarios: cuando el gato comienza a maullar de noche y convierte este molesto, fastidioso e insoportable comportamiento en un hábito.

Un maullido habitual es cuando quieren la comida.

Al respecto, la doctora de los Santos, que se especializa en etología (la rama de la biología y de la psicología experimental que estudia el comportamiento de los animales), explica: “La domesticación de los gatos es relativamente reciente si se tiene en cuenta que los perros fueron domesticados hace unos 40.000 años, mientras que los gatos apenas unos 7.000 años. Los ancestros de los gatos cazaban durante la noche, es decir, son noctámbulos por naturaleza. Primero, habría que lograr que gaste más energía durante el día. Y si esto no funciona, hay que ejercitar la paciencia al máximo e ignorarlo, para que entienda que no siempre puede salirse con la suya.”

Para una buena convivencia, es importante poder interpretar el significado de por qué maúllan los gatos. Aquí van 8 razones que debes saber si tienes uno:

1. Tengo hambre

Si el maullido va acompañado por comportamientos como rondar alrededor de tus pies, levantándote la cabeza, mirando hacia la cocina o la heladera, no hay dudas: te está diciendo: “quiero comer YA!”. Obedécele porque no va a parar hasta que lo satisfagas. Asegúrate también de que tenga agua fresca y limpia.

Los gatos quieren salir: nos lo harán saber si los encerramos.

2. Baño sucio

A los gatos les importa mucho la higiene, y si su bandeja de arena está sucia te lo hará saber enseguida mediante sus maullidos. Es muy importante que mantengas su arenero siempre limpio para que haga sus necesidades de forma cómoda.

3. ¡Me duele!

No siempre es fácil descubrir o descifrar los maullidos que indican que a tu gato le molesta o duele algo, sin embargo, esta comunicación puede ir acompañada de otras señales como la falta de apetito, la apatía o un cambio notorio en su comportamiento habitual. Si es así, consulta con un veterinario.

4. Hora de despertarse

Los gatos tienen hábitos muy estrictos y, además, son independientes, individualistas, pero están insertados en la casa. Hay gatos despertadores por excelencia, y se harán notar si nos demoramos un poco en despertarnos. Su maullido, acompañado por una sensación de lengua rugosa que acaricia tu rostro, será inconfundible.

Hay gatos que aman despertarnos.

5. ¡Protesto!

Si hubo en la casa alguna situación que pudo haberle generado estrés, como sentirse invadido por visitas, por la llegada de un nuevo miembro a la familia, una mudanza o un cambio de su colchón, prepárate para escucharlo maullar hasta el cansancio. Es una forma de protesta por el cambio en sus hábitos.

6. ¡Quiero salir a pasear!

Por definición, el gato es intrépido y callejero. ¿La puerta o la ventana están cerradas y el “señorito gatuno” quiere salir? No será difícil identificar su mensaje, dará vueltas a tu alrededor y tal vez se plante delante de su habitual salida para que te enteres.

7. ¿Me haces mimos?

Inconfundible maullido, restregando tus piernas o trepando hasta donde estés. Es muy habitual este comportamiento cuando se meten en nuestra cama en la mañana. O cuando se nos recuestan mientras miramos tranquilamente en el televisor una película tranquila.

Los gatos tienen su tiempo para el amor. Y lo expresan.

8. Necesito un novio (o una novia)

Tanto el macho como la hembra presentan un cambio de actitud con maullidos fuertes y persistentes en época de celo. La gata maullará mucho, se frotará por todas partes, se revolcará y se pondrá rígida cuando alguien la toque. La esterilización es la mejor solución tanto para los problemas del celo como para asegurarnos de que no lleguen gatitos no deseados al mundo.

Fuente: Clarin.com - Home

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados