Un sueñito nada más: se quedó dormida en plena oficina (+Video)

dormida

Cuando se es una persona grande y con mil cosas que hacer es común estar cansado y sin gana de ir al trabajo; pero se intenta ser responsable y trabajar aunque el cuerpo no dé para más.

Con tal nivel de agotamiento no es nada raro estar en la oficina o lugar de trabajo a modo zombie; cabeceando o a punto de dormirse del todo.

Pero la protagonista de este cuento no sólo estuvo cabeceando en el trabajo, sino que cayó en un sueño mega profundo; y sus compañeros aprovecharon para despertarla delicada mente sin asustarla.

Seguramente tuvo un muy dulce sueño:

Chile amplía a 90 días el plazo para visas de regularización a venezolanos

Embajadora venezolana en Argentina solicitó aumentar presión a Maduro