Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

6 zonas erógenas femeninas que se pueden usar para llegar más rápido al climax

El portal La Sopa informa que, sin duda, de las cosas que más se disfruta del sexo son las caricias, que juegan un papel fundamental en la intimidad.

Pero hay ciertas zonas del cuerpo que suelen más sensibles que otras y que te pueden hacer llegar al clímax de una manera espectacular.

En un top de la clasificación de las zonas erógenas femeninas se encuentran el clítoris, la vagina, los labios, el cuello, los pechos, la parte interna de los muslos, la nuca, las orejas y el ano.

CLÍTORIS

Aprender a estimularlo es la clave real de una relación satisfactoria. Según el portal OMGYES, hay 12 categorías para estimularlo: bordear, insinuar, ser consistente, sorprender, multiplicar, acentuar, enmarcar, estadificar, rodear, orbitar y señalizar.

VAGINA

La vagina es sensible en muchas áreas. El más conocido es el primer tercio de la pared anterior donde se ubica el punto G. Pero en el área del fórnix anterior, en la pared anterior de la vagina junto al cuello uterino, se encuentra la zona AFE.

Lo mejor de todo es que cuando se excita provoca una rápida lubricación vaginal, lo que conduce a orgasmos más intensos.

Según el doctor Chua Chee Ann, si se aplica la presión justa y se hace un movimiento de palanca suavemente durante al menos 10 minutos al día, las mujeres pueden conseguir orgasmos regulares e intensos.

LABIOS

Los labios son, de hecho, la zona erógena de nuestro cuerpo más expuesta y tienen 100 veces más sensibilidad que nuestros dedos. Por ello, no es una mala idea usar los labios para excitar cualquier otra zona erógena de nuestra pareja: así también estaremos excitándolos nosotros mismos.

 

CUELLO

El cuello, el área de la clavícula y la nuca son muy sensibles, tanto en hombres como en mujeres, y se pueden estimular con besos y caricias.

caricias-cuello-sexo-lasopa

Hay personas que se excitan muchísimo tras recibir los llamados “chupetones”. El cuello suele responder a la estimulación, ya sea en forma de besos y caricias o incluso al recibir un masaje.

Las mujeres experimentan mucho placer tanto al estimularlo como al recibir estimulación en esta parte. Suelen ser sensibles a caricias suaves con las manos, la boca y la lengua.

VIENTRE Y OMBLIGO

El ombligo es el centro de la energía del cuerpo. Al recibir estimulación el cuerpo empieza a irradiar calor y lo transmite a todos lados. Al acariciar con las yemas de los dedos desde la cintura hacia el ombligo, suavemente, podemos excitar poco a poco a la otra persona.

caricias-lasopa

PEZONES

Según un estudio publicado en Science of Relationships la estimulación del pezón activa un área del cerebro conocida como la corteza sensorial genital.

“Esta es la misma región del cerebro que se activa mediante la estimulación del clítoris, la vagina y el cuello uterino. Lo que significa que los cerebros de las mujeres procesan la estimulación del pezón y la genital de la misma manera”, indicaron los investigadores.

Así que con suavidad y encontrando el punto exacto de placer al apretar, lamer, acariciar o morder los pezones femeninos se puede alcanzar el clímax.

Fuente: lasopa

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados