Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Conoce todo acerca del síndrome de excitación sexual persistente

El síndrome de excitación sexual persistente, es una respuesta de excitación genital involuntaria, por ocurrir en un contexto inoportuno, generando ansiedad y un malestar físico y psicológico. Esto detalla al respecto Carolina Muñoz, psicóloga y sexóloga del Instituto Sexología, Medicina y Psicología Espill.

“La excitación no tiene un significado sexual para la persona. La persona puede tener -mejor dicho, sufrir- orgasmos continuados, sintiendo una total incoherencia y falta de control de su propio cuerpo, debido a que no percibe una relación de los estímulos del ambiente con la respuesta genital que le da su cuerpo”.

Estas son las repercusiones de este trastorno 

Las consecuencias del síndrome de excitación sexual persistente en el estilo de vida de las personas es peor de lo que imaginamos. Asegura Muñoz que el individuo “pierde por completo el deseo sexual y nace en sí una especie de aversión a la sexualidad. Si tiene pareja, el sufrimiento se acrecienta por la sensación de culpa que le causa no poder llevar una vida sexual sana y placentera”.

síndrome de excitación sexual persistente
síndrome de excitación sexual persistente

Si a esto le sumamos el temor de que el orgasmo le sorprenda en cualquier momento, inapropiado en gran parte de los casos, nos encontramos ante una persona que se aísla y entra en un estado depresivo.

¿Tiene tratamiento?

“Es importantísimo que el paciente acuda lo antes posible a terapia para que se pueda abordar y tratar su caso. El objetivo es que el trastorno persistente de excitación genital le afecte lo menos posible en su vida en general y en los diferentes ámbitos en particular (personal, social y laboral); y que, fundamentalmente, aprenda a desarrollar habilidades para las diferentes situaciones de la vida cotidiana”, sostiene Muñoz.

Por otra parte, es determinante que pueda detectar la diferencia entre una respuesta orgásmica involuntaria en su cuerpo y la vivencia de su sexualidad basada a los estímulos que selecciona y disfruta.

Acudir a terapia puede hacer que las personas desarrollen estrategias para encarar situaciones que le produzcan el trastorno, trabajar su autoestima, emociones y habilidades sociales.

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados