Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

¿Por qué los gemidos pueden aumentar la excitación propia y de la pareja sexual?

Los suspiros, gemidos, las respiraciones y todo ello pueden aumentar la excitación de una misma y de la persona o personas con quienes se está… ¡Y esto es muy poderoso!

Hace unos años salió un estudio de la Universidad de Leeds que decía que las mujeres al gemir durante el sexo refuerzan la autoestima de sus parejas. El estudio estaba hecho desde la perspectiva heterosexual; por lo tanto, venía a decir que los gemidos de las mujeres durante el sexo, eran para reforzar la masculinidad de sus parejas.

Desgraciadamente, no se puede decir que no sea verdad porque el modelo de sexualidad que aún se aprende es tan machista que cuando muestra a mujeres teniendo sexo (con un hombre), siempre las presenta gritando y montando un escándalo bastante descomunal. Y estos escándalos, no salen de manera natural… son automatizados porque es lo que se aprende.

Pero lo importante, con gemidos o no, es disfrutar el sexo con tu pareja.

Los gemidos para poder comunicar a tu pareja sexual que aquello que estás haciendo te gusta es una manera fantástica de expresar lo que sentimos. No hay que hacerlo para reforzar masculinidades, sino para mejorar la comunicación sexual. Por lo tanto, ¡adelante! Y no hay que gritar de este modo impostado, como hemos aprendido del modelo pornográfico o de las películas románticas.

Tener sexo implica que pueda haber sonidos, pero estos se asemejan más a pequeños gruñidos; sonidos que pueden ser más guturales, suspiros, respiraciones lentas o aceleradas, acompañadas de algún hilo de voz más o menos elevado. También puede haber palabras, para calentar algo más el terreno, está claro… Eso sí: el momento del orgasmo suele ser un momento más bien silencioso, de contención, de goce, donde durante la liberación de placer se puede escapar algún sonido. Por algo, en francés lo llaman la pequeña muerte… porque es un momento de recogimiento y de placer que se vive hacia adentro y que puede explosionar hacia afuera.

ESTADISTICAMENTE LOS HOMBRES EMITEN MENOS GEMIDOS QUE LAS MUJERES

Para aumentar la excitación propia y de la pareja sexual los suspiros, gemidos, las respiraciones y todo ello pueden aumentar la excitación propia y de la persona o personas con quienes se está… ¡Y esto es muy poderoso! El estudio de la Universidad de Leeds decía que se hacía un poco de teatro con los gemidos… pero este “teatro” puede ser bienvenido, si produce un efecto multiplicador de la excitación y el placer.

Estadísticamente, en cambio, no todo el mundo gime con el mismo ímpetu. Los hombres suelen gemir menos durante las relaciones sexuales, suelen ser más silenciosos. Y, ¿sabes por qué? Porque no tienen referentes de hombres que gimen y exageran o que muestran su placer de manera tan evidente. En la pornografía, la mayoría de hombres que están teniendo sexo lo hacen en silencio, van muy al grano y se colocan en estas posiciones tan atrapadas en la masculinidad hegemónica. En plan “machitos”.

ENTENDER + LAS RELACIONES Y LA SEXUALIDAD

El otro motivo es, y quizás ya lo han deducido… porque se considera poco masculino. Entonces, ¿es más “de hombres” estar en silencio e ir al grano? ¿Es más masculino no comunicarse? ¿No expresar? Las relaciones sexuales tendrían que ser para disfrutar, no para atraparnos en esta masculinidad horrible que tenemos que cambiar.

Expresar, como decía antes, puede ser una muy buena manera de comunicarse, de decirle a la otra persona (sin palabras) que se está disfrutando… y si nos quedamos en silencio y de este modo tan serio, se puede perder la conexión con el otro. Los hombres que se mantienen en silencio, que dan poca información sobre cómo disfrutan de la relación sexual deben empezar a comunicarse y a expresarse algo más… y así potenciarán, de paso, el poder excitador del gemido, del suspiro, de la respiración sexual.

Y quizás alguien pensará: “es que con los niños por casa no podemos gemir” (o estando en un piso compartido, o con personas mayores a cargo viviendo juntas, etcétera). Pues, entonces, tenemos que potenciar la comunicación silenciosa, gemir flojito al oído, mantener la mirada de complicidad durante el sexo… pactar el idioma con el que entenderse y saber decir que aquello que estás haciendo te gusta y así poder hacer hervir la olla de la excitación.

LEA MÁS: Masaje Yoni: La controvertida técnica para aumentar el placer sexual

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en Línea
Ver todos los comentarios

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados

0
Me encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x