«Un mundo de dominación femenina: castigos» el relato sexual de este miércoles

cristina

«Mientras, Cristina recorre lentamente los pasillos de su empresa, revisando que todo este en orden. Pasea su mirada de una oficina a otra, en algunas están sus empleadas trabajando en algunas otras hay una o dos empleadas castigando o divirtiéndose con algún sumiso, pero ella muchas veces prefiere no interrumpir las sesiones de castigo, así que continua, pero al pasar por una puerta y echar una mirada dentro, ve algo que le llama su atención, y la hace detenerse unos segundos, la razón.

Es que en el interior de esa oficina hay dos de sus empleadas, gisel y samantha, ambas están sentadas en el centro de la oficina y tienen a un sumiso hincado en medio de ellas, las dos ríen y abofetean al sumiso, pero lo que llamo la atención de cristina es que gisel sostiene un pequeño frasco y le está dando a probar algo en una cuchara, cristina entra y después de saludar a sus empleadas pregunta

– que le estas dando al sumiso gisel..??

– le estamos dando un poco de semen cristina, hice una apuesta con samantha y digamos que el sumiso perdió…jajajajajajajaja

– muy bien chicas ese me parece un castigo excelente, pero la cantidad de semen es considerable, es más de lo que a un sumiso se le puede ordeñar..??

Samantha y gisel se miran entre si y comienzan a reír a la vez que le dicen a cristina

– bueno cristina pues ordeñamos a cinco sumisos,

– a cinco sumisos..!!! Que barbaras..!!!

– bueno cristina, la apuesta fue una tontería, pero el castigo tenía que ser ejemplar y el sumiso tenia que ser humillado al máximo,

– me parece bien chicas, pero ahora permítanme intentarlo, hace ya mucho que no practico ese castigo,

Rápidamente gisel se levanta dejándole su lugar a cristina, quien de inmediato toma asiento y les comienza a decir a las dos chicas

– a mi me gusta darles el semen de manera rápida, no darles tiempo a que se pasen una cucharada, cuando ya les estas metiendo la otra, me fascina ver como sus rostros se convulsionan después de la tercera cucharada…jajajajajaja…quieren ver

Y diciendo esto cristina sujeta el frasco con una mano y con la otra mete la cuchara llenándola por completo, después le dice al sumiso que abra la boca, el sumiso obedientemente le hace caso y cristina de un solo golpe introduce por completo la cuchara vaciando el semen sobre la lengua del sumiso

el sumiso hace algunos gestos, pero cristina de inmediato le dice

– no la cierres….que te va peor

El sumiso permanece con la boca abierta y de nueva cuenta cristina vuelve a llenar la cuchara y la introduce en la boca del sumiso,

– bien sumiso pero no la cierres…!! falta una mas..!!

el sumiso permanece hincado con la boca abierta y por tercera ocasión cristina vuelve a llenar la cuchar y vuelve a introducirla en la boca del sumiso

– bien muy bien..!! Ahora ya ciérrala y traga despacio…

Aquel hombre cierra la boca y su rostro se comienza a poner rojo y sus ojos comienzan a lagrimear, sus mejillas están completamente infladas, es obvio que le esta costando trabaja tragar semejante cantidad de semen,

– si lo escupes te voy a dejar el trasero tan rojo que no te podrás sentar en semanas..entendiste.!!

el sumiso no se mueve ni un centímetro, solo se puede ver como su garganta se expande mientras que las tres mujeres se ríen

– vieron chicas…ese es el chiste de hacerlos tragar semen, el placer esta en verlos sufrir al tragarse su propio semen o el de otro sumiso, como en este caso el de cinco….jajajajajaja

-pero bueno cristina, ya lo hicimos tragar semen, pero se nos antoja humillarlo un poco mas, dinos si tienes alguna idea..??

– usen su imaginación chicas, y disfrútenlo

Cristina le da el frasco y la cuchara a las dos chicas y sale de la oficina y continúa su camino por el pasillo, puede ver que sus empleadas ya están relajadas, algunas están divirtiéndose y otras están solo charlando, pero al pasar por uno de los consultorios, un ligero grito de un sumiso la hace detenerse por algunos segundos, la puerta esta cerrada y se escuchan risas de sus empleadas, así que lentamente se acerca y toca la puerta, rápidamente le abren y una de sus empleadas la saluda y la invita a pasar.

En el interior hay un hombre empinado sobre una camilla de revisión, únicamente lleva un ligero negro de encaje y unas zapatillas de tacon, el sumiso esta casi inmovilizado, un collar sujeta su cuello a la camilla y dos correas de cuero sujetan sus muñecas a los extremos, difícilmente se puede mover, y a su alrededor están tres de sus chicas Sandra, Elena, Raquel y Maribel que es la doctora, todas llevan guantes de látex, cristina se acerca a la doctora y le pregunta

– veo que están haciendo una revisión..

– así es cristina, bueno..Estábamos ya la he concluido, pero ahorita solo nos estábamos divirtiendo un poco….

– muy bien..!! Un trasero expuesto y unos genitales, siempre son buenos motivos para divertirse, pero vamos continúen chicas que más tenían pensado..??

la doctora toma la palabra y dirigiéndose a cristina le dice

– bueno ahorita estábamos viendo que tan dilatado esta el ano del sumiso…

– y bien a que conclusión llegaron..??

Todas ríen y responden al unísono

– demasiado estrecho…jajajajajajaja

-bueno doctora hay que hacer algo, -dice cristina-

– en eso estábamos cristina, cada una le estaba introduciendo un dedo al sumiso,

– un dedo., – responde cristina – vamos chicas el sumiso es joven y estoy segura que puede aguantar mas, intenten con dos dedos cada una, quien será la primera..??

Rápidamente Sandra se para tras el sumiso, se acomoda el guante y se dispone embarrar el dedo con un poco de vaselina cuando cristina la interrumpe diciéndole.

– sin vaselina Sandra..!! Quiero escuchar como gime,

Sandra voltea de nuevo hacia el sumiso y coloca su dedo justo en la entrada anal y lentamente comienza a introducirlo, el sumiso gime un poco al sentir la invasión, pero a los pocos segundos la chica a metido por completo su dedo,

– muy bien .,- responde cristina, ahora sácalo e introduce dos dedos-

Sandra saca su dedo y obedientemente comienza a meter dos dedos en la entrada anal, el sumiso comienza a gemir de nuevo pero ahora un poco mas fuerte, pero al cabo de unos minutos los dos dedos de la chica están por completo dentro del culo del sumiso

– que tal entraron Sandra..??

– mmhhh…digamos que fácilmente cristina…

– así debe de ser.,-responde cristina. Pero no los saques, simplemente muevelos..!!

Sandra obedece a cristina y comienza a mover su mano de manera circular, mientras que el resto de las chicas comienza a reír, y el sumiso comienza a gemir un poco más fuerte, pero ni cristina ni las demás chicas hacen caso,

– muy bien Sandra no dejes de mover tu mano, y alguien me puede ofrecer un cigarrillo,

Las chicas sueltan a reír a carcajadas, la situación había sacado el lado mas sádico de cristina, y ella lo estaba gozando y durante los siguientes minutos cristina y las demás fuman tranquilamente, mientras que el sumiso gime y se retuerce con cada movimiento que hace Sandra, hasta que después de cinco minutos de charla y risas, cristina se acerca a las nalgas del sumiso y sin decir mas apaga su cigarrillo en uno de los glúteos del hombre, el cual al sentir el ardor en su piel., pega un grito., pero cristina de inmediato le dice que se calle, si no le iba a ir peor.

Después le dice a Sandra que saque sus dedos, Sandra obedece a cristina y saca por completo sus dedos del trasero de aquel hombre, el sumiso se relaja un poco, pero de inmediato Elena ocupa el lugar detrás del sumiso y sin ninguna contemplación introduce dos dedos en el adolorido ano del sumiso, el cual al sentirse de nuevo invadido, comienza a gemir, cristina al ver esto se acerca a la cabeza del sumiso y le dice

– si continuas gritando te voy a apagar toda la cajetilla de cigarrillos en tus nalgas

el hombre ante tal amenaza se queda quieto

– bien Elena., continua moviendo tus dedos,

Elena continua con aquel castigo, mientras el resto de las mujeres charlan y fuman con cristina, y al igual que  la vez anterior, después de cinco minutos, cristina apaga de nuevo su cigarrillo en los glúteos del sumiso, Elena se retira y Raquel y Maribel hacen lo mismo cada vez se vuelve mas intrusivo el castigo, el sumiso recibe dos o tres dedos en su trasero, hasta que después de varios minutos, Cristina comienza a caminar alrededor de la camilla y se para a un lado del sumiso y le dice

-como sientes tu trasero, sumisito….

Aquel hombre sabe que si su respuesta no agrada a cristina, le puede ir peor, así que solo alcanza a decir con voz entrecortada

– sii….bien señora cristina, gracias por el castigo

Cristina se dirige a la doctora y le pregunta

– doctora cree usted que el sumiso pueda soportar unas dos o tres penetraciones asi diarias??

– pero claro que si señora cristina..!!!  la dilatación anal a la que fue sometida le permite eso y mas…

-bueno pues de ahora en adelante este castigo lo recibirás todos los días, a ver doctora tome nota.,  este sumiso debe de ser dedeado cuatro veces en la mañana y cuatro veces después de medio día, y si ustedes tiene ganas lo podrán dedear en la tarde, esta claro chicas…??

Todas ríen al unísono y responden que si

Cristina da media vuelta y sale del consultorio, para continuar con su recorrido

Continuara………….»

“Juegos peligrosos”

Beckham tiene un lío legal gigante con el Inter de Milán