Sexo anal ¿Placer o más placer? Atrévete a cruzar la frontera prohibida

El sexo anal es todo un tema, siempre que se habla genera risas, miedos, curiosidad por experimentarlo y en caso contrario, asco. Hay sencillas técnicas que te harán poder vivir esta experiencia y así podrás concluir qué tan placentero es o no.

Sexo anal ¿Placer o más placer? Atrévete a cruzar la frontera prohibida
Foto: Cortesía.

A mucha gente le gusta el sexo anal, otras les da vergüenza, o piensan que es algo sucio. Aunque mucho se habla de sexualidad, el sexo anal es todavía un tabú.

El sexo anal es todo un tema, siempre que se habla genera risas, miedos, curiosidad por experimentarlo y en caso contrario, asco.

Hay quienes aun practicándolo y disfrutándolo siente vergüenza de hablarlo en público y más cuando son los varones  quienes en ocasiones intentan ocultar que disfrutan la penetración por detrás y no es que sean homosexuales.

Al parecer, el sexo anal, está en la frontera entre lo permitido y lo prohibido. Entre lo clásico y osado.

Lo importante en el sexo anal, es que cuando usted se decida a dar el “gran paso” pueda poner en práctica algunas técnicas que hagan el proceso de penetración, tanto en hombres o como en mujeres, más llevadero y relajante.

Tocar, acariciar el ano; introducir rítmicamente el dedo, pene o vibrador. Lamer la cavidad anal (práctica llamada anilingus o más popularmente “el beso negro”). Y sin olvidar las suaves caricias o pulsadas presiones entre los testículos y el ano (zona del cuerpo llamada el perineo). Todas son técnicas válidas para llevar a tu chico a esa frontera, quizá, prohibida para él.

Sexo anal para los hombres ¿Por qué?

En los varones, un poco dentro del ano, se puede sentir la próstata. Es una de las partes más sensibles del cuerpo masculino. Se encuentra a unos cinco centímetros dentro del ano, del lado del estómago. Algunos chicos se excitan al estimularse la próstata. Se puede lograr introduciendo y sacando reiteradamente el dedo en el ano.

El ano se encuentra próximo a los órganos sexuales, tiene muchas terminaciones nerviosas y se contrae al tener un orgasmo. Es por estas razones que el sexo anal puede ser placentero en los varones.

… Pero ¿Duele?

El sexo anal no debería doler, cuando la zona está bien lubricada. Sin embargo, si no tienes ninguna experiencia al respecto, puede resultar doloroso. Usa lubricante y distiéndete durante el acto sexual; así se irá el dolor.

En el caso de las mujeres, si duele al introducir el pene en el ano, el hombre debe tener la sutileza de retirarlo cuidadosamente, porque el hacerlo rápido puede causar aún más dolor.

A mucha gente les gusta incluir el ano en las actividades sexuales, porque descubren lo rica que es esta práctica sexual. Sin embargo, si tú no lo deseas, hazlo saber a tu pareja ¡No tiene que gustarte todo!

Breves Consejos para un sexo anal relajado

  • Tómate tu tiempo
  • Comienza con cuidado y suavemente, y darse tiempo para relajarse
  • Utiliza siempre un lubricante a base de agua.
  • Utiliza siempre un preservativo
  • El interior del ano puede infectarse con facilidad. Se pueden producir pequeñas heridas o fisuras en la piel, haciéndote más susceptible a infecciones con el VIH u otras infecciones de transmisión sexual -ITS-. De romperse el condón, deberías dirigirte a un médico o clínica para someterte a un test.
  • No tienes que practicar el sexo anal. Si no lo deseas, o no funciona, simplemente opta por otra cosa que sí disfrutes.
Roberto Marrero cumple 500 días detenido, familiares exigen su pronta liberación

¡NO HAY ESTADO DE DERECHO! Esposa de Roberto Marrero pide a la UE abogar por su liberación tras 500 días detenido

Tal día como hoy nació Rómulo Gallegos, vea acá parte de su biografía

Tal día como hoy nació el ilustre Rómulo Gallegos: acá le contamos parte de sus logros