Meta eliminó varias redes de contenido malicioso, muchas eran provenientes de Venezuela

Meta eliminó varias redes de contenido malicioso, muchas eran provenientes de Venezuela

Angel David Quintero
Por Angel David Quintero 3 Min de Lectura
3 Min de Lectura
redes

Meta, la compañía tecnológica propietaria de Facebook, eliminó varias redes de contenido malicioso, muchas de las cuales provenían de Venezuela.

La empresa anunció sus acciones al presentar las medidas adoptadas durante el primer trimestre de 2023 para combatir las amenazas detectadas en sus aplicaciones.

En este sentido, aseguraron que estas amenazas estaban dirigidas a personas y empresas. Principalmente, eliminaron nueve redes que se dedicaban a lanzar ataques contra la seguridad con ciberespionaje y operaciones de influencia encubierta.

Según el Informe de Seguridad del primer trimestre de este año, seis de estas redes llevaban a cabo un comportamiento inauténtico coordinado (CIB). Utilizaban una serie de cuentas personales reales para expandir diversas acciones coordinadas a distancia. Estas redes se originaron en países como Estados Unidos, Venezuela, Irán, China, Georgia, Burkina Faso y Togo. A menudo, estaban dirigidas principalmente a personas fuera de sus países.

En estas cuentas, los actores maliciosos se hacían pasar por entidades falsas, como medios de comunicación y ONG, en aplicaciones como Facebook, Telegram, YouTube o TikTok, entre otras. Afortunadamente, el equipo de investigadores de Meta logró eliminar la mayoría antes de que pudieran engañar a personas.

LEA TAMBIÉN: LA NUEVA ESTRATEGIA DE ELON MUSK PARA ATRAER MÁS PRODUCTORES DE CONTENIDO A TWITTER

Además, la mitad de estas operaciones fraudulentas estaban vinculadas a entidades privadas, como una empresa de marketing estadounidense y una consultoría de marketing político en la República Centroafricana.

Por otro lado, las otras tres redes adversarias se dedicaban a operaciones de espionaje cibernético en el sur de Asia e incluían un grupo de amenazas persistentes avanzadas (APT) atribuido a actores maliciosos vinculados con el Estado de Pakistán, un actor de amenazas de la India que se hace llamar Patchwork APT, y un grupo de amenazas conocido como Bahamut ATP del sur de Asia.

Para llevar a cabo estas operaciones, los grupos de ciberdelincuentes utilizaban la ingeniería social para engañar a los usuarios con el objetivo de que hicieran clic en enlaces maliciosos para descargar malware o para compartir datos personales.

Compartir este artículo