El siniestro caso del joven que murió asfixiado en un 'exorcismo' en iglesia evangélica de Guárico

El siniestro caso del joven que murió asfixiado en un ‘exorcismo’ en iglesia evangélica de Guárico

Carlos Ramiro Chacín
Por Carlos Ramiro Chacín 2 Min de Lectura
2 Min de Lectura

Los habitantes del estado Guárico están conmocionados por el caso Whiston Gabriel Matute Franco, un joven de apenas 20 años que murió asfixiado durante un exorcismo en una iglesia evangélica.

Las autoridades indicaron que el caso se remonta hasta el pasado 17 de mayo, cuando Matute murió en la Iglesia 3:16, en San Juan de Los Morros. El joven era residente de Villa de Cura, Aragua, pero su tía lo trasladó hasta Guárico.

Supuestamente, Matute «presentaba conductas agresivas» desde la muerte de su madre. Por tanto, sus familiares pensaron que estaba poseído y lo llevaron hasta esta iglesia evangélica para que le hicieran un exorcismo.

El Cicpc se encargó de las investigaciones del caso. Foto: Archivo

De acuerdo a las investigaciones, en el exorcismo participaron Silvestre Agraz (79), Alexander Celis (57), Miguel Sanz (59), Pedro Yánez (30) y Jhoser de Freitas (27). Todos ellos fueron detenidos.

MUERTE DE MATUTE

Matute fue encerrado en un cuarto en el que hacían «liberaciones espirituales». Cuando comenzaron a rezar, el joven se habría tornado agresivo y los presentaron optaron por «someterlo» para controlarlo.

De acuerdo a las investigaciones, los presentes presionaron la cara de Matute en contra de una colchoneta y siguieron rezando. Minutos después, el joven dejó de moverse y pensaron que se había dormido. Realmente, estaba muerto.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: ASESINARON A UNA MUJER EN GUACARA Y METIERON SU CUERPO EN UN TUBO DE CONCRETO, ESTABA DESAPARECIDA DESDE EL 10MAY

Al otro día, regresaron a la habitación y encontraron que Matute había fallecido. El informe del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf) apuntó que el joven murió por asfixia mecánica por sofocación.

El Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) detuvo a los presuntos implicados. Después pusieron el caso en manos de la Fiscalía 21º del Ministerio Público.

Compartir este artículo