Madre de niña venezolana ahogada en el Darién: "Apenas pagas, te dejan botados"

0
303
"Apenas pagas, te dejan botados", así lo afirmó Karla del Carmen Pérez Ruiz, madre de la niña venezolana ahogada selva del Darién.  

"Apenas pagas, te dejan botados", así lo afirmó Karla del Carmen Pérez Ruiz, madre de la niña venezolana ahogada en la peligrosa selva del Darién, ubicada en la frontera entre Colombia y Panamá.

"De esa selva solo sale el que tiene suerte", expresó durante una entrevista concedida al portal web de noticias El Venezolano Panamá.  

LEA TAMBIÉN: LANCHA NAUFRAGÓ EN HONDURAS POR CRECIDA DEL RÍO, UN VENEZOLANO ESTÁ DESAPARECIDO

Como se supo recientemente, su hija menor, de 10 años de edad, Hellen Rodríguez Pérez, murió ahogada tras ser arrastrada por un río en la mencionada selva.  

El cuerpo de la menor fue recuperado en la zona de Tacartí, según informó el Servicio Nacional de Fronteras de Panamá. Pese a todo, la mujer continuó con su viaje.  

Siguió con su travesía junto a su otro hijo, de 13 años, y de su hermana, de 19 años. Señaló que no fue fácil porque los venezolanos son víctimas de cualquier tipo de agresiones y abusos. 

"Llegamos hasta esa selva del terror convencidos de que unos guías que nos recomendaron nos iban a ayudar, pero nada que ver", comentó.  

"Esa gente no te acompaña ni siquiera hasta la mitad de trayecto. Apenas pagas, te dejan botados", agregó con indignación la mujer.  

Luego soltó una frase muy repetida entre los migrantes venezolanos y de otras nacionalidades.  

"De esa selva solo sale el que tiene suerte; de resto, uno lo que ve son muertos, asaltos, personas armadas. Es una pesadilla", dijo entre lágrimas y agradecimiento por estar viva.  

VENEZOLANOS EN EL DARIÉN 

El tapón del Darién, como también se le conoce, es una inhóspita selva por donde cada año miles de migrantes procedentes de todo el mundo transitan hacia los Estados Unidos.  

Entre ellos, los venezolanos que huyen del régimen de Nicolás Maduro. 

Venezuela atraviesa desde hace años una profunda crisis política, social y económica atribuida a la caída de los precios del petróleo.

Millones de personas han caído en la pobreza, inicialmente en medio de una gran escasez de alimentos y medicamentos. 

Todo seguido de la imposibilidad de comprarlos por la brutal pérdida del poder adquisitivo en un escenario de bajos salarios y una inflación galopante.