Joven casi muere electrocutado en su habitación, su collar entró en contacto con un enchufe

FOTOS SENSIBLES: Joven casi muere electrocutado en su habitación, su collar entró en contacto con un enchufe

Angel David Quintero
Por Angel David Quintero 3 Min de Lectura
3 Min de Lectura
collar

Un adolescente de Oklahoma fue víctima de un terrible accidente que pudo haberle costado la vida, luego de que la cruz de su collar entrara en contacto con un enchufe.

Rayce Ogdahl, de 16 años, se encontraba en su habitación la noche del 30 de abril cuando ocurrió el incidente. Según su madre, Danielle Davis, Rayce la despertó con un grito y cuando acudió a su auxilio lo encontró con marcas de quemaduras en el cuello.

Al parecer, Rayce se encontraba acostado en la cama cuando el collar que llevaba puesto con una cruz, tocó las clavijas expuestas de un cable de extensión. La descarga eléctrica le provocó quemaduras de segundo, tercer y cuarto grado en el cuello y las manos.

«Pensamos que tal vez estaba jugando un videojuego y se estaba frustrando», dijo Davis al medio británico The Mirror. «Entonces lo escuché gritar ‘mamá’ y mi hijo estaba parado en el pasillo. Dijo: ‘Me ha electrocutado, era mi collar'».

Davis describió el olor a «pelo y piel quemados» que invadió la casa tras el incidente. Inmediatamente llamaron al 911 y Rayce fue trasladado de urgencia al Centro Médico Bautista Integris Health, donde fue ingresado en la unidad de cuidados intensivos.

LEA TAMBIÉN: MURIÓ UNA MUJER AL ATRAGANTARSE CON UN TROZO DE TORTILLA MIENTRAS DESAYUNABA EN ARGENTINA

Los médicos confirmaron que Rayce había recibido una descarga eléctrica de «suficientes amperios para matarlo». A pesar de la gravedad de las quemaduras, el adolescente sobrevivió y se recupera en el hospital.

«Puedes ver el patrón del collar en su cuello. Es casi todo está cubierto de cicatrices. Él dijo que todo esto sucedió en cuestión de segundos y visiblemente vio chispas saliendo de su cuello. Me dijo que le dolía todo el cuerpo y pensó que iba a morir», explicó Davis.

«El incidente definitivamente ha hecho que Rayce sea mucho más consciente de sí mismo. Estamos muy agradecidos de que esté bien. Fácilmente podría haber muerto esa noche. Fue increíble que todavía estuviera consciente y aún pudiera alertarnos. Habría sido una historia diferente», añadió su madre.

Finalmente, la mujer hizo un llamado a los jóvenes a no dormir con los teléfonos en sus camas. Asimismo, instó a las personas a tener especial cuidado con sus cables y alertó sobre el peligro que pueden ocasionar las extensiones.

ETIQUETADO: , , ,
Compartir este artículo