Horror en EEUU: Acusan una reina Belleza matar golpes a un niño

El indignante caso de una reina de belleza que mató a golpes a un bebé de un año

Luis Alfredo Ledezma
Por Luis Alfredo Ledezma 3 Min de Lectura
3 Min de Lectura
Un verdadero horror se vive en EEUU por el caso, en el cual acusan a una reina de belleza de matar a golpes a un niño de un año de edad.
Archivo

Un verdadero horror se vive en EEUU por el caso, en el cual acusan a una reina de belleza de matar a golpes a un niño, de solamente un año de edad.  

Se trata de la abrumadora historia de Trinity Poague. Ella es una joven de 18 años, ganadora del Miss Donalsonville, detenida tras ser acusada de múltiples cargos de asesinato por la muerte de un bebé. Todo ocurrió en la comunidad de Donalsonville, en Georgia.  

LEA TAMBIÉN: DESALOJARON A MÁS DE 250 SOLICITUDES DE ASILO DE LOS ALBERGUES DE NUEVA YORK DURANTE LAS ÚLTIMAS SEMANAS

De acuerdo a medios locales, el menor de tan solo 18 meses, Jaxton Drew —cuyo nombre legal es Romeo Ángeles— era hijo de su última pareja. 

La tragedia ocurrió el pasado 14 de enero, en el campus universitario, en el dormitorio Oaks II, donde Poague residía como estudiante de primer año. Todo se destapó cuando a Romeo lo encontraron inconsciente en esa habitación. 

El padre del niño, al ver a su hijo sin responder, lo llevó de inmediato al hospital Phoebe Sumter en Americus. Allí los médicos lucharon para salvar la vida del niño. Sin embargo, Romeo no sobrevivió. Se trató de una escena devastadora.  

La autopsia reveló una verdad espantosa y abrumadora: Romeo había sufrido un trauma contundente en la cabeza y el torso, lo que había dejado su cerebro irreparablemente dañado y su hígado gravemente herido. 

MÁS INDIGNACIÓN 

Sin embargo, el arresto de Poague no fue inmediato. Los agentes de La Georgia Bureau of Investigation (GBI) realizaron múltiples entrevistas y examinaron exhaustivamente las pruebas antes de detenerla el pasado 19 de enero.  

Fue acusada formalmente de asesinato con malicia, dos cargos de asesinato en primer grado, dos de agresión agravada y uno de crueldad infantil en primer grado.  

A pesar de la gravedad de las acusaciones, Poague consiguió pagar la fianza y fue liberada del Centro de Detención del Condado de Sumter unos días después. Un hecho que tiene conmocionado a todo los Estados Unidos.  

Lo que se sabe, es que la investigación continúa. Los agentes de la GBI, junto con la Policía Universitaria y el Departamento de Policía de Americus, indagan todos los detalles del caso. Mientras tanto, el juicio de Poague aún no ha sido programado.

Compartir este artículo