Aerolínea diseñada para perros operará en Chicago

VIRAL: Presentan la primera aerolínea de lujo diseñada ¡para perros!

Luis Alfredo Ledezma
Por Luis Alfredo Ledezma 2 Min de Lectura
2 Min de Lectura
Aerolínea diseñada para perros operará en Chicago, en una experiencia que ya se vive en otras ciudades de EEUU.
Archivo

Aerolínea diseñada para perros operará en Chicago, en una experiencia que ya se vive en otras ciudades de EEUU.  

Bark Air, descrita como una «primera experiencia de viaje adaptada a los perros», volará ahora desde el aeropuerto Midway de Chicago, entre otros lugares anunciados recientemente. 

LEA TAMBIÉN: JUSTICIA DE EEUU DICE QUE «ES ILEGAL« PROHIBIR USO DE ACCESORIO QUE CONVIERTE ARMAS EN AMETRALLADORAS

De acuerdo con la información suministrada por medios locales, los vuelos ya están disponibles y comenzarán a despegar en octubre de este año.  

«El interés y el entusiasmo en torno a BARK Air hasta la fecha han sido abrumadores», dijo Matt Meeker, cofundador y director ejecutivo de BARK, en un comunicado. 

«Estamos entusiasmados por ampliar el servicio de BARK Air a nuevas ciudades y a través de nuevas rutas, dando cabida a la demanda de los clientes y llevando nuestra experiencia de viaje única y sin estrés centrada en el perro a aún más familias», agregó.  

Vale recordar, que la aerolínea también opera en Nueva York, Los Ángeles, Londres (Inglaterra), París (Francia), San Francisco, Phoenix y Miami/Fort Lauderdale. 

De hecho, los primeros vuelos ya se empezaron a realizar el pasado 24 de mayo desde la ciudad de Nueva York hacia Los Ángeles y Londres, en Reino Unido.  

SOBRE LOS PASAJES  

Según la aerolínea, cada pasaje para un perro incluye también uno para un humano. Sin embargo, puede haber asientos adicionales para varias personas, por un precio adicional. 

Es importante destacar que en los vuelos no se permite la entrada a menores de 18 años. Otro dato es que los perros deben ir atados en los vuelos, pero no necesitan jaula. 

Para tener una idea, un vuelo de Chicago a Nueva York cuesta un mínimo de $3.000. 

Compartir este artículo